DOMOS GEODÉSICOS

Los Domos Geodésicos, son poliedros (cuerpos geométricos de caras planas), cuyas perfiles son triangulares, generando hexágonos o pentágonos, cuyos vértices coinciden o tocan la superficie de una esfera imaginaria que lo circunscribe.

Las Cúpulas Geodésicas se desprenden de las Mallas Espaciales que conforman varios Sistemas Estructurales.

Las mallas espaciales están formadas por una gran cantidad de barras pequeñas, teniendo en cuenta el alcance de toda la estructura.

Las barras se conectan entre sí por sus vértices, creando triángulos, que conforman pentágonos y hexágonos conformando así una Red Tridimensional.

Esta red tridimensional funciona por la acción concertada de cada una de sus piezas: las barras unidas en los llamados “nudos o conectores” se organizan formando modelos tetraédricos, cúbicos, etc. que al repetirse logran el conjunto espacial, dirigiendo las fuerzas y transmitiendo las cargas.

Cada cara triangular del Domo se subdivide a su vez en triángulos más pequeños y dependiendo del número de veces que se realiza esta subdivisión es que logramos las diferentes frecuencias de las cúpulas geodésicas.

Existen varios tipos de conectores metálicos, en forma hexagonal, pentagonal y cuádruples, cada uno de ellos con variantes angulatorias para conformar la geometría geodésica. Los mismos quedan invisibles por fuera tapados por la cobertura.

To Top